WOYZECK, el cenagal humano


                                            Foto: David Ruano

CRÍTICA

Woyzeck es la historia de un hombre corriente que por culpa de la sociedad acaba cometiendo una locura. Büchner se inspiró en un antecedente histórico protagonizado por un individuo que había sido condenado a muerte unos años antes, cuyo caso había despertado un importante debate jurídico-médico acerca de la responsabilidad del reo en el crimen. Woyzeck es el pobre hombre personalizado, un tipo cualquiera, sin ningún tipo de ambición cuya vida toma sentido únicamente en presencia de su amante, teniendo que humillarse participando en experimentos para poder proporcionarles dinero a ella y a su hijo.

Woyzeck es considerada como una de las grandes tragedias del teatro contemporáneo. Büchner, muerto prematuramente en 1824, dejó esta obra inacabada. Es por ello que en este caso, la visión del adaptador y del director, es extremadamente importante.

En este caso, Juan Mayorga (responsable de la adaptación) y Gerardo Vera (director) logran un Woyzeck que, aunque tal vez no llegue a la plenitud, consigue introducirnos plenamente en la angustia de este hombre. La escenografía es bastante acertada,  ya que consiste en una especie de ciénaga lúgubre  con forma de piscina que potencia la idea de que el pobre Woyzeck empieza a hundirse desde el mismísimo principio de la obra sin poder escapar, con unos juncos a los laterales que dependiendo del momento se mueven y se ciernen inquietantemente sobre los personajes. La iluminación y la música en directo (un piano que no cansa ya pesar de estar en escena no toma protagonismo) son también acertadas y acompañan el carácter opresivo y lírico en ciertos momentos que tiene la obra. Pero ante todo lo fantástico viene de la mano de los actores. Los secundarios, el Doctor, el Capitán, el Tonto (personaje entrañable, por cierto),el Tambor Mayor…cumplen correctamente con el carácter caricaturesco de los arquetipos que Büchner presenta en la obra, mientras que Marie en el cuerp0 de Lucía Quintana se nos presenta como una mujer completamente real y carnal, presa de unos deseos de los que no puede escapar (fantástico el baile entre el Tambor Mayor y ella). Pero sin duda ante lo que hay que quitarse el sombrero es la actuación de Javier Gutiérrez como Woyzeck. Desde el primer momento estás pegado a él, consiguiendo introducirte dentro de su cabeza, dominando la caracterización del personaje sin aspavientos excesivos ni exageraciones en un papel que podía ser realmente terrible en otras manos. Sin embargo Javier Gutiérrez le dota de una sensibilidad y desprotección emocionantes, que consiguen que comprendas a la perfección el calvario que recorre el personaje hasta su terrible fin.

Algunos momentos para recordar son ese baile de Marie (“más…más…”) con el Tambor Mayor, el comienzo circense o el desolador cuento de la Abuela que condena al ser humano a la soledad. Sin olvidar las terribles palabras que salen desde el fondo del alma de Woyzeck: “Todo ser humano es un abismo… Le da a uno vértigo si se asoma a él”. La manera en que Javier Gutiérrez enuncia esa frase simplemente pone los pelos de punta.

Woyzeck es una marioneta en malas manos. En esta versión Woyzeck no es juzgado pero sí nos juzga a nosotros en una terrible increpación a los espectadores: “¿Creéis que he matado a alguien? ¿Que soy un asesino? ¿Qué estáis mirando? ¿Miraos a vosotros mismos!”. Woyzeck acaba llorando roto en medio del escenario en un grito desgarrador y silencioso, mientras nosotros nos preguntamos si alguna vez habremos podido determinar las acciones de otros, tal vez de no de forma tan terrible, pero igualmente culpable.

Fecha de la representación a la que alude la critica:

04/05/2011

FICHA TÉCNICA Y ARTÍSTICA

Versión
Juan Mayorga

Dirección
Gerardo Vera

Escenografía:

Max Glaenzel y Estel Cristià

Vestuario:
Alejandro Andújar
Iluminación:
Juan Gómez-Cornejo
Música:
Luis Delgado | Mariano Marín
(sobre temas de Béla Bartók)
Diseño de sonido:
Roc Mateu
Movimiento escénico y coreografía:
Chevi Muraday
 Caracterización:
Eva Fernández

Diseño de cartel
Peret

Fotos
David Ruano

Vídeoclip
Paz Producciones

Producción
Centro Dramático Nacional

Reparto (por orden alfabético)
Jon Bermúdez
Críspulo Cabezas
Helena Castañeda
Javier Gutiérrez
Trinidad Iglesias
Andoni Larrabeiti
Mariano Marín
Markos Marín
Chani Martín
Jesús Noguero
Helio Pedregal
Lucia Quintana
Sergio Sánchez Shaw
Marina Seresesky
Sara Sierra
Ana María Ventura
Marita Zafra

TEATRO MARÍA GUERRERO (CDN)


Un pensamiento en “WOYZECK, el cenagal humano

  1. Pingback: EL TRAJE, de Juan Cavestany. Rebajas morales « espectaculosenmadrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s