MACBETH, de Ur Teatro, la intensidad mal entendida


CRÍTICA

Macbeth es sin duda una obra magna. De todo la producción shakespeariana y del teatro mundial en general. Por eso resulta bastante difícil comprender cómo se pueden tener unos impulsos irremediables de salir de la sala en la que se representa a los diez minutos (cosa que por otra parte no hice, aunque no por falta de ganas). Es cierto que se dice que una obra maldita por un lado, o que es excesivamente de difícil de llevar a las tablas por otro. Cierto es también que al leer el texto de Shakespeare son tantas las sensaciones e imágenes que cada uno se monta su propio Macbeth siendo muy difícil poder ser convencido por una obra audiovisual. Sin embargo se puede hacer, y hay propuestas interesantes, como la magnífica película de Roman Polanski, una maravilla de adaptación que captaba a la perfección las sutilezas y recodos de este personaje.

Este Macbeth de Ur Teatro dirigido por Helena Pimenta es una propuesta visual muy atractiva. Es más, al comienzo (antes de que hablaran los actores), me pareció que prometía muchísimo. Múltiples proyecciones en diferentes planos del escenario sobre gasas y pantallas interactúan con los personajes. Una iluminación ténebre y oscura acompaña las ténebres y oscuras intenciones del escocés. Y el coro de voces graves de Madrid aporta la música de Verdi en una intertextualidad interesante. Pero la dirección de actores. Ay la dirección de actores. No sé si es que fue la representación a la que acudí. Pero desde luego fue demencial. Desde el minuto uno sin parar de gritar. Y sí, el texto es intenso desde el principio. Pero no creo que ése sea el tipo de intensidad que necesita. Sin pausas de ningún tipo. Sin espacios para preparar la siguiente escena. Los actores se desgañitaban en luchas continuas, cuando hay muchas veces que la sutileza es mejor sin duda alguna. desde luego es una propuesta de dirección. Podía haber funcionado. Pero para mí gusto (y repito, simpre el gusto es algo subjetivo), lo que pasó sobre las tablas de los Teatros del canal fue destrozar a Shakespeare.

Además tampoco creo que funcionara la elección de los intérpretes, en especial del mismo Macbeth, José Tomé, que resulta algo blando tanto en presencia como en voz. Tal vez podía haber resultado un Ricardo III interesante, pero desde luego no un Macbeth apropiado. Lo mismo sucede con la elección de una chica para el papel de hijo del rey. No llega a cuajar. En cuanto a Lady Macbeth, Pepa Pedroche no es mala actriz, pero la sutileza y maldad de su personaje se hacen excesivamente evidentes. Entre todos los actores tal vez el que destaca es Óscar Sánchez Zafra, que defiende el papel de Duncan y Macduff. El único controlado durante toda la función (gracias a ello su escena cuando se entera de lo que le ha pasado a su familia es de las más potentes sin lugar a dudas), y con voz y entonación magníficas.

Como digo, una apuesta visual interesante (bastante sugerente la aparición de las brujas), que aunque sin embargo tampoco llega a conformarse lo suficientemente como para poder sobreponerse a una elección de dirección actoral fallida. Y es que en Shakespeare los actores lo son todo. Por mucho que se tenga de parte de uno a la tecnología.

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA

Macbeth

Autor: William Shakespeare

Versión: Helena Pimenta

Dirección: Helena Pimenta

Escenografía y Dirección Audiovisuales: José Tomé

Diseño Audiovisuales: Emilio Valenzuela, Eduardo Moreno

Iluminación: Felipe Ramos

Vestuario: Alejandro Andújar

Dirección Musical: Iñaki Salvador

Dirección Coro: Juan Pablo De Juan

Interpretación Coral: Coro De Voces Graves De Madrid

Intérpretes: Jose Tomé (Macbeth),  Pepa Pedroche (Lady Macbeth),  Oscar S. Zafra (Duncan / Macduff ), Javier Hernández-Simón (Banquo / Medico), Tito Asorey (Ross / Asesino),  Belen De Santiago (Malcom), Anabel Maurín (Lady Macduff / Enfermera)

Sala Verde Teatros del Canal, Madrid

FECHA DE LA REPRESENTACIÓN A LA QUE ALUDE LA CRÍTICA:

03/12/2011


Un pensamiento en “MACBETH, de Ur Teatro, la intensidad mal entendida

  1. Completamente de acuerdo. Los actores están flojísimos y Macbeth y el hijo/a de Duncan son un error evidente de reparto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s