QUÉ DESASTRE DE FUNCIÓN, una comedia elevada al cubo


Imagen del espectáculo

 

CRÍTICA

¡Qué ruina de función! (Noises off), de Peter Bogdanovich es tal vez una de las películas que más me han hecho reír en la vida. Y por ello tenía grandes esperanzas en poder ver algún día la obra de teatro en la que estaba basada. Y esas esperanzas no han sido defraudadas por este montaje con versión de Paco Mir y dirigido por el londinense Alexander Herold. El texto de Michael Frayn se pone en pie en los Teatros del Canal después de haber pasado por diferentes ciudades del mundo en un espectáculo de más de dos horas en el que el crescendo cómico llega a puntos que prácticamente hace saltar las lágrimas de la risa. Porque esta función es tal vez uno de los ejemplos más perfectos de vodevil que se pueden ver, con un continuo ir y venir de personajes, cerrar y abrir de puertas, carreras, golpes y confusiones que hacen las delicias del respetable que quiera pasar una tarde divertida y sin complicaciones. Pero además es un homenaje al mundo del teatro, porque la riqueza de la obra es metatextual ya que se basa en los ensayos y representaciones de una obra cómica por parte de una compañía llena de avenencias y desavenencias.

El decorado es en sí el decorado para la obra que están representando, pero que para el segundo acto se da la vuelta viéndose sus entresijos (de ahí el subtítulo de la obra “Por delante y por detrás”), para volver en el tercer acto a su posición frontal. En los tres actos se repite la misma obra, pero con visiones y detalles diferentes debido a los desastres que ocurren en escena. Si el primer acto es divertido, el segundo es un ejemplo extremo del slapstick y la comedia física más exagerada. Y el tercero llega a su clímax sin poder parar uno de reír. Todo ello si se entra en este tipo de comedia, claro, aunque por las carcajadas del público parece que es algo que llega a casi todo tipo de público.

Y es que además el reparto hace una labor fantástica en este registro cómico. Sólo por las carreras que se pegan y la coordinación que tienen para traer y llevar tanto elemento que aparece en escena sin cometer una sola equivocación merecerían los elogios. Porque a nivel físico es una función durísima, y lo hacen todo de forma que parece extremadamente fácil. En conclusión, que Alexander Herold ha conseguido una puesta en escena perfecta que dota del ritmo justo para que esta comedia posea toda la efectividad en las tablas. Uno abandona la sala habiendo soltado unas cuantas buenas carcajadas. Terapia perfecta para contrarrestar los tiempos que corren. Y un ejemplo de lo sano que resulta la comedia cuando está bien hecha.

 

Cartel original de la película Noises Off

 

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA

Ficha artística 

Autor   Michael Frayn

Versión    Paco Mir

Dirección    Alexander Herold

 

Reparto 

Pep Planas

Meritxell Huertas

Aleix Albareda

Anna Barrachina

Mònica Pérez

Artur Trías

Miquel Sitjar

Dafnis Balduz

Saida Lamas

 

Ayudante de dirección  Saida Lamas

Apuntes escenográficos  Xavi Erra

Vestuario    Miriam Compte

Peluquería    Toni Santos

Diseño estructural   Pep Codolosa

Acabados escenográficos  Joan Jorba

Diseño gráfico y fotografía  Quim Boix/bbcr

Administración   Jordi Folk

Distribución    Anexa

Producción    La Projectora

 

TEATROS DEL CANAL DE MADRID

Fecha de la representación a la que alude la crítica:

25/03/2012

 

2 pensamientos en “QUÉ DESASTRE DE FUNCIÓN, una comedia elevada al cubo

  1. Pingback: LA CENA DE LOS IDIOTAS, adaptada y protagonizada por Josema Yuste. Un picoteo teatral. « espectaculosenmadrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s