FORESTS, de Calixto Bieito. Sueños febriles en un bosque shakespeariano


 

All the world’s a stage,
And all the men and women merely players;
They have their exits and their entrances,
And one man in his time plays many parts,
His acts being seven ages. At first, the infant,
Mewling and puking in the nurse’s arms.
Then the whining schoolboy, with his satchel
And shining morning face, creeping like snail
Unwillingly to school. And then the lover,
Sighing like furnace, with a woeful ballad
Made to his mistress’ eyebrow. Then a soldier,
Full of strange oaths and bearded like the pard,
Jealous in honour, sudden and quick in quarrel,
Seeking the bubble reputation
Even in the canon’s mouth. And then the justice,
In fair round belly with good capon lined,
With eyes severe and beard of formal cut,
Full of wise saws and modern instances;
And so he plays his part. The sixth age shifts
Into the lean and slippered pantaloon*
With spectacles on nose and pouch on side;
His youthful hose, well saved, a world too wide
For his shrunk shank, and his big manly voice,
Turning again toward childish treble, pipes
And whistles in his sound. Last scene of all,
That ends this strange eventful history,
Is second childishness and mere oblivion,
Sans teeth, sans eyes, sans taste, sans everything.

“… Todo el mundo es un teatro,y todos los hombres y mujeres meramente actores.
Tienen sus salidas y sus entradas, y un solo hombre en su tiempo hace muchos papeles, y sus actos son siete edades.
Al principio, el niño, berreando y vomitando en brazos de la nodriza.
Después el quejumbroso escolar, con la mochila y el brillante rostro matutino, arrastrándose como un caracol de mala gana hacia la escuela.
Y después el amante, suspirando como un horno, con una dolorosa balada hecha a las cejas de su amada.
Después un soldado, lleno de extraños juramentos, y barbado como el leopardo, celoso en el honor, brusco e impetuoso en la reyerta, busca la burbuja de la fama en la boca misma del cañón.
Y después el magistrado, con su linda barriga redonda de buenos capones rellena, con ojos severos y barba bién recortada, lleno de sabios refranes y ejemplos presentes, y así hace su papel.
La sexta edad cambia al blando pantalón con pantuflas, con gafas en la nariz y la faltriquera al lado, con los calzones de su juventud bien guardados, anchos como el mundo para sus encogidas zancas, y su gran voz viril volviendo de nuevo hacia el tiple pueril, con gaitas y pitos en su sonido.Última escena de todas, que termina esta extraña y movida historia, Es la segunda infancia y el mero olvido, sin dientes, sin ojos, sin gusto, sin nada…”

CRÍTICA

Este discurso de Jacques en “Como gustéis (As you like it)” sobre las siete edades del hombre es la pieza central de Forests del enfant terrible Calixto Bieito. Obra que podemos ver en el ciclo Una mirada al mundo del CDN en el Teatro Valle-Inclán. Un viaje por los bosques shakesperianos sin hilo argumental, sólo parlamentos bilingües en inglés y catalán en un ejercicio poético/telúrico que nos lleva por un dantesco recorrido a través del paraíso, el purgatorio y el infierno.

Seis actores y una cantante para transmitir sensaciones, cuadros y estremecimientos que pueden gustar o no, pero no hay duda de que su potencia tienen. El espectáculo comienza como una liberación, un juego total de los actores, en el bosque de Arden. Los actores ríen, corren, gritan, juegan a la comba… Bieito ha sabido cómo hacer para transmitir una alegría y libertad que pocas veces he visto sobre escena de esta manera. Aunque después todo irá oscureciéndose. El primer asesinato del hombre (un ciervo, personificado en un perro de peluche que lleva en brazos continuamente Josep Maria Pou) desatará la caja de los truenos y sangre, violaciones y muerte llenarán el escenario. Hasta que de nuevo se acaba de forma luminosa, aunque sea con algo tan oscuro como quitar hierro al espinoso asunto de la muerte. Desde Hamlet a Macbeth, pasando por Enrique VI, El Rey Lear, Timón de Atenas o los sonetos, todo tiene cabida en este bosque construido por Bieito y el encargado de la dramaturgia, Marc Rosich.

La escenografía, de paredes lisas y refulgentes con un árbol en mitad del escenario, se transforma con un diseño de iluminación tremendo que ayuda a crear unos cuadros a través de los que se mueven los personajes. Además hay una fisicidad impresionante en cada movimiento, especialmente a partir de un momento en el que los personajes desgarran la cubierta de la base del árbol, desparramándose la oscura tierra de su interior por todos sitios. Una tierra por la que luego se arrastrarán hasta decir basta, y que conforma un espacio diferente en cada representación. Como por lo visto son diferentes las actuaciones, ya que tienen unos textos cerradísimos pero no una pauta narrativa, algo muy interesante, ya que cada espectador tiene así su propia versión de los hechos sobre la escena.

Todo además está potentemente unido a la especialísima música de Maika Makovski (que ya colaboró con Bieito en uno de sus últimos montajes, Desaparecer), que ha musicado también como hiciera con Poe las letras del Bardo de Avon. Y que además interactúa con el resto de intérpretes como una más (y qué bien se le da todo, por cierto). En cuanto al resto, la conjunción anglo-catalano funciona perfectamente bien. Josep Maria Pou hace una interpretación soberbia de sus textos, en la figura de una especie de fool, un bufón ambulante, con pinta de loco naif agarrado en todo momento a su perrito de peluche. Roser Cami sufre de lo lindo (incluso la grapan a la pared y después la desnudan para simular una especie de violación), y tiene un monólogo impresionante que pone la piel de gallina. Hayley Carmichael es simplemente maravillosa y desarma su naturalidad, fragilidad e inocencia. George Costigan tiene tremendas tablas y su momento estelar son esas Siete edades del hombre. Christopher Simpson defiende bien su trabajo (y corre además a una velocidad tremenda con tacones, lo que no debe ser nada fácil) y Katy Stephen impresiona, sobre todo en la parte final de la obra (en la que por ejemplo decide asfixiar a Makovski con una bolsa de plástico).

Como veis, es bastante especial el asunto, así que desde luego no es para todos los gustos. Pero sin duda, y aunque Bieito caiga por momentos en sus propias trampas, es un espectáculo indudablemente interesante. Una selva de sensaciones en la que en ocasiones te pierdes porque las ramas no dejan ver el bosque. Pero increíblemente sugestivo (como una alucinación febril) ya que, como decía uno de los actores en un coloquio después de la función, posee la lógica de los sueños.

 

Foto: Tristram Kenton

 

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA

Autor: A partir de textos de William Shakespeare
Dramaturgia: Marc Rosich y Calixto Bieito
Música original: Maika Makovsky
Escenografía: Rebecca Ringst
Dirección: Calixto Bieito
Producción: BIT y Birmingham Repertory Theatre Company con la colaboración de la Royal Shakespeare Company, el Festival Temporada Alta, el Centro Dramático Nacional, el Barbican Center for the Arts de Londres y el Stadsschouwburg Amsterdam. Con el apoyo del Institut Ramon Llull.

 

8 pensamientos en “FORESTS, de Calixto Bieito. Sueños febriles en un bosque shakespeariano

  1. I used to be suggested this website through my cousin. I’m not sure whether this submit is written through him as nobody else recognise such unique about my difficulty. You’re amazing!
    Thanks!

  2. Once calm, it is possible to exercise the details of the differences.
    An SEO marketing company will take your online traffic and increase it immensely coming from a trickle to your raging torrent of visitors who are targeted looking to use YOU.
    The majority of these organisations will assume their personnel
    to unravel the mysteries of the new versions for themselves.

  3. Magnificent site. A lot of useful information here.
    I am sending it to some friends ans also sharing in delicious.

    And obviously, many thanks in your effort!

  4. If you need, you can choose one of the Las Vegas hotels because
    the setting for the Las Vegas NV wedding party, reception and honeymoon.
    I am not a PC player, please anyone help me to remove Dell Inspiron password…” We usually hear such inquiry around us.
    Typically, the My Documents folder may be the best
    someone to use.

  5. Pingback: breast enhancement cost

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s