EL COLECCIONISTA, de John Fowles


(Esta crítica fue publicada en la web de cultura Notodo.com con motivo del estreno de El coleccionista en sala Arte y Ensayo de Madrid. Para más información podéis hacer clic aquí y ver la reseña en la web de Notodo.)

EL COLECCIONISTA. Mariposa en cautividad.
Crítica por Miguel Gabaldón

“Cada vez que la veía experimentaba la misma sensación que cuando conseguía atrapar un raro ejemplar de mariposa…”, comenta el protagonista de El coleccionista de John Fowles, la novela llevada al teatro por Carlos Martínez-Abarca en la sala Arte y Desmayo. Un hombre extraño, neutro en materia sexual, coleccionista de mariposas que secuestra a una joven con la que lleva largo tiempo obsesionado. Juanma Gómez, el encargado de interpretar a este perturbado, nos recibe en la sala antes de que empiece la función como tal, sentándose meditabundo en una silla del centro de la escena, enfrascado en sus mariposas y sus pensamientos, durante largo tiempo. Una eficaz introducción para sumergirnos en la psique de este demente fascinante, tímido y educado de mirada perdida, y su relación con Miranda (Lorena Roncero), su objeto de deseo.

Ésta es una adaptación de la novela del 63 (que por cierto es altamente recomendable, así como interesante es también la adaptación cinematográfica de William Wyler) mucho más que notable. Un ejemplo de teatro clásico bien hecho. Y el doble punto de vista de la novela (de la víctima pero también del secuestrador) se consigue de forma muy acertada en esta propuesta. Aunque algunas decisiones de puesta en escena en particular puedan chirriar un poco al principio (sólo tienen presencia física los elementos realmente importantes para la protagonista, con lo cual hay veces que los actores realizan la acción de beber sin tener una copa en las manos, por ejemplo) luego uno se acaba metiendo en la historia de cabeza y la segunda parte del espectáculo es una auténtica brutalidad. Porque además El coleccionista no es sólo una historia de intriga tipo El coleccionista de amantes (aunque pueda ser perfectamente el antecedente de todos esos thrillers noventeros), o un juego psicológico sin más, sino que invita a una reflexión más intensa sobre otros aspectos, ya que el secuestrador es un hombre sin educación ni inteligencia (pero con dinero) y la secuestrada una universitaria que se cree superior intelecualmente. Con lo cual la relación que se establece entre los dos da lugar a curiosas situaciones de poder y comportamiento provocadas por una división intelectual de la sociedad.

La puesta en escena, con una escenografía minimalista y un sencillo pero muy eficaz diseño de iluminación centra el foco de atención en la labor de los intérpretes y su agotador y cruel partida. Y es que Juanma Gómez ha logrado una interpretación perfecta, con la mezcla justa para resultar inquietante, amenazador y por momentos incluso digno de compasión (como un apocado pero peligroso Norman Bates). Fascinante, en definitiva. Y Lorena Roncero, quien interpreta a Miranda, va creciendo y creciendo de forma espectacular durante el transcurso de la obra para acabar dando un recital interpretativo tremendo de esos que ponen los pelos como escarpias (y que deben de dejarla exhausta). El coleccionista es un espectáculo de esos angustiosos que golpean al espectador y sin duda muy recomendable para disfrutar de un espectáculo inteligente y unas impactantes interpretaciones.

M.G.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s