FAR WEST, de Yllana, El Lejano y Descacharrante Oeste

Para leer la crítica sobre el espectáculo Far West que se representa en el Teatro Alfil, remito a mi reseña publicada originalmente en la web de cultura NOTODO.COM, que se puede encontrar pinchando aquí.

Yllana homenajea al oeste con su espectáculo Far West en el Teatro Alfil

Hay una sola palabra para definir este Far West, último montaje de la compañía Yllana que se ha estrenado en el Alfil: divertido. No, miento: divertidísimo. Mejor todavía: regocijante y descacharrante (gran palabra que recuerda a infancia y los tebeos de Mortadelo y Filemón). Y este desactualizado vocablo viene a cuento porque te sientes como un niño viendo este espectáculo. Y es que el homenaje de los gamberros Yllana a las películas del Oeste es un espectáculo cristalinamente divertido. Un conjunto de gags, onomatopeyas, golpes, coreografías, efectos de sonido y mucha, mucha inteligencia para hacer que funcione y no pierda ritmo en ningún momento. Un espectáculo para toda la familia. Pero de verdad (no de los que los padres quieren pegarse un tiro). Porque tan bien se lo pasaba la chavalada que había ahí (un adolescente que tenía al lado no paraba de comentar lo guay que era y que incluso le molaba más que el cine) como los mayores. Porque es un humor blanco, blanquísimo, pero no tonto. Así que ya sabéis, si alguien quiere llevar a los hijos, los sobris o los whatever al teatro, esta es una oportunidad fantástica.

La historia comienza en una estación de tren. Allí un granjero recibe a su prometida, a quien no conoce en persona. Pero antes de que se den el primer beso, dos malvados forajidos la secuestran. El resto del espectáculo son persecuciones, en caballo, carromato, tren, viajes por el desierto, cantos indios, partidas de cartas en cantinas… Todo lo que uno se puede esperar de una buena peli del Oeste, vamos. La escenografía no puede ser más sencilla pero tampoco más efectiva. Y la puesta en escena, originalísima. Aquí viene al pelo el refrán de hacer de la necesidad virtud. Ya que ayudados por unas proyecciones y unos pocos elementos escenográficos, Yllanaconsigue hacernos viajar absolutamente por donde quieren. Las carcajadas no cesan en la hora y media del espectáculo. Y es imposible destacar ningún momento sobre otro, porque hay tantos buenos que se podría acabar contando toda la obra.

Y además lo de los actores es para quitarse el sombrero. Tres hombres (Antonio de la Fuente, César Maroto y Rubén Hernández) y una mujer (Susana Cortés) que en el registro clownesco y mímico que tan bien funciona en los montajes de esta compañía realizan una labor sencillamente espectacular (no me extrañaría que perdieran varios kilos cada uno después de cada función). Un no parar de correr de un lado para otro y de farfullar un idioma que no llega a ser ninguno en particular pero que se entiende como si hablaran en castellano de Valladolid (¿no dicen que es donde mejor se habla de España?). Lo único que se podría achacar al montaje es un uso excesivo de la música, por poner alguna mínima pega. Pero por otro lado, ¿qué sería de las pelis del oeste sin esas bandas sonoras bigger than life tan emocionantes? Porque la verdad es que funciona. Y sale uno del teatro con unas ganas de cogerse el caballo de juguete y cabalgar hacia el ocaso por la calle Pez…

+ INFO

Nombre del montaje: Far West

Disciplina: Teatro independiente

Director: Yllana

Autor: Yllana

Reparto: Antonio de la Fuente, César Maroto, Susana Cortés, Rubén Hernández

Dirección artística: Juan Francisco Ramos y David Ottone
Espacio escénico: Yllana
Efectos de sonido: Jorge Moreno “Milky”
Diseño de iluminación: Miguel Ángel García Rosa

D�nde: Teatro Alfil

Direcci�n: Pez, 10. Madrid

Hasta: 22.09

Horario: Jueves y viernes a las 20h. Sábados a las 18h y 20h. Domingos a las 18h.

Precio: 18 €

Venta de entradas: www.entradas.com

ORQUESTA DE SEÑORITAS, plumas y pasodobles de posguerra

Fotografía: Chicho

 

Para leer la crítica sobre el espectáculo Orquesta de señoritas que se representa en el Teatro Amaya, remito a mi reseña publicada originalmente en la web de cultura NOTODO.COM, que se puede encontrar pinchando aquí.

La Orquesta de señoritas de Juan Carlos Pérez de la Fuente toca en el Teatro Amaya

Dónde se mete, la chica del diecisiete, de dónde saca, pa tanto como destaca… La obra del francés Jean Anouilh, sobre las miserias y alegrías de las componentes de una Orquesta de señoritas ha sido adaptada por Juan Carlos Pérez de la Fuente, trasladándola a la posguerra española. Y así la música francesa ha sido sustituida por pasodobles, cuplés y otros temazos typical spanish de pluma y picardía de la memoria colectiva de este país, que se pueden escuchar ahora sobre las tablas del Teatro Amaya de Madrid.

Las protagonistas absolutas de la obra son las mujeres, pero representadas por señores. Esta decisión de dirección no es nada nuevo (viene de una adaptación del año 77 por parte de una compañía argentina) pero funciona a la perfección. Porque el patetismo de estas señoritas (hombres de barba y pelo en pecho, maquillados de forma casi macabra) es ya brutal con este pequeño detalle. Y la dependencia (estúpida e irracional) con respecto a las figuras masculinas que sobrevuelan durante toda la función tiene un elemento de juego y crítica mayor todavía con este transformismo escénico. Ojo, patetismo y no caspa, que son cosas muy diferentes. Porque no es éste un espectáculo petardo de cualquier bar de ambiente. Orquesta de señoritas es una tragicomedia musical, un espectáculo de varietés con risas y algo de llanto. De reflexión sobre la condición femenina/masculina, y en la que se muestra la trastienda trágica de un país.

En esta caso reflejado en el local en el que toca la orquesta, El balcón de España y Portugal, un lugar en el que se tiene que sonreír por obligación. La escenografía de este local se basa en una invasión de botellas de plástico recicladas en decorado (que están por las paredes de toda la sala y hasta del hall del teatro). Algo sin duda originalísimo y tremendamente eco-friendly. Y además, en conjunción con el juego de luces, dispersa la luz de forma bastante interesante. Una apuesta que funciona, vaya. Siete sillas con ruedines (de alto respaldo y como complemento una pierna enligada de quita y pon) y un piano son el resto de elementos escenográficos. Un decorado cabaretero que hace resaltar el espectacular vestuario, basado en figurines de Álvaro Retana, el llamado figurinista de las estrellas, con el que los protagonistas se mueven como reinas por el escenario. Un grupo de intérpretes muy compacto que además de actuar, interpretan la música en directo. Sin instrumentos, sólo cantada, a excepción del acompañamiento del piano, que toca Francisco Rojas, el único personaje masculino de la obra (y como tal, fuente de conflictos, por supuesto). El resto interpretan a las mujeres, caracterizados pero sin exagerar falsetes ni plumajes (todo dentro del juego cabaretero y arrevistado, claro), lo que resulta beneficioso para el resultado final. Juan Ribó y Víctor Ullate Roche (veíais Fama, ¡a bailar!? pues ese mismo) cumplen con los papeles protagonistas, la arpía directora de orquesta y su pobre víctima, y se defienden a la hora de interpretar sus temas (grandes La vaselina y La regadera) (como veis, con los títulos no hace falta decir más). Pero son tal vez los personajes secundarios los que se ganan al público: la pareja Zorión Eguileor y Emilio Gavira (que además interpreta estupendamente sus temas) y, en especial, Juan Carlos Naya y Luis Perezagua. Ellos interpretan a Pamela, una madre a la que le pierden los hombres, y Patricia, una mujer dedicada a su cielito(su madre), su música y su casita. Esta pareja consigue alguno de los momentos más divertidos y también más emotivos de la obra.

En definitiva, un espectáculo que merece la pena, en el que además los fans cupleteros (que alguno hay por ahí, que lo sé yo) acabarán tarareando sin remedio algún temita. Y los que no lo son, también. Además no se puede imaginar un número final mejor que el que tiene, el archiconocido pasodoble Suspiros de España: Quiso Dios con su poder unir cuatro rayitos de sol y hacer con ellos una mujer…

+ INFO

Nombre del montaje: Orquesta de señoritas

Disciplina: Teatro musical

Director: Juan Carlos Pérez de la Fuente

Autor: Jean Anouilh

Adaptaci�n: Juan Carlos Pérez de la Fuente

Reparto: Juan Ribó, Víctor Ullate Roche, Francisco Rojas, Emilio Gavira, Juan Carlos Naya, Luis Perezagua, Zorión Eguileor

Escenografía: Juan Carlos Pérez de la Fuente
Iluminación: José Manuel Guerra
Vestuario: Alejandro Andújar
Espacio Sonoro: Luis Miguel Cobo

D�nde: Teatro Amaya

Direcci�n: Paseo General Martínez Campos, 9. Madrid

Hasta: 09.09

Horario: De miércoles a sábado a las 20.30h. Domingos 19.30h.

Precio: De 15 a 25 euros

Venta de entradas: www.entradas.com